Migajas para los precarizados y millones para los bancos y especuladores

Economia
Lectura

El Gobierno anunció el lunes el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de $ 10.000 que se pagará por única vez en el mes de abril para

empleadas domésticas, monotributistas, asalariados y cuentapropistas informales.

Según datos de la consultora Elypsis, la medida alcanzará a 784.782 monotributistas, 311.240 empleadas de casas particulares (el 90 % son mujeres), y 2.578.686 trabajadores informales (se excluye a quienes tienen ingresos por rentas, patrimonio significativo y a quienes tienen otro ingreso en su grupo familiar como jubilación o empleo formal).

El gasto de dicha medida es por $ 36.747 millones. Una suma que es sólo el 73 % de lo que el Banco Central le paga en un mes por intereses de Leliq a los bancos. ¿Por qué no se exige solidaridad a los bancos o a los especuladores de la deuda?

Te puede interesar: La furia del coronavirus pone a la economía mundial en terapia intensiva

El subsidio alcanza para vivir sólo cinco días al mes

Los trabajadores informales, monotributistas son los más afectados por la crisis con despidos, recortes de salarios y baja de ingresos.

La situación se agravará para las mayorías ya que la economía profundizará su caída. La consultora Elypsis estimó que habrá un desplome de 4,5 % en el PBI este año y 2,6 puntos de esa baja será consecuencia del coronavirus.

Un subsidio por $ 10.000 no alcanza para que las familias puedan llegar a fin de mes. El Indec calculó la canasta de indigencia en febrero en $16.785,87. Es decir, que los hogares que no cuenten con otros ingresos y reciban únicamente el subsidio tendrán que vivir con menos que lo que se necesita para no ser indigentes.

La “ayuda” también es inferior al Salario Mínimo, Vital y Móvil (SMVM) que, incluso no se actualizó por inflación, es de $ 16.875.

La Junta Interna de ATE-Indec calculó una canasta de consumos mínimos de $ 63.783,3 en el mes de enero. Esto significa que con el subsidio a los hogares les alcanzará para vivir sólo cinco días al mes.

Hay que invertir las prioridades

En esta crisis donde hay millones que van a pasar hambre, el Gobierno no exige un aporte “solidario” a los sectores ganadores en la era Macri como los bancos o los especuladores.

Te puede interesar: Albertnomics: ¿quiénes pagan (y quiénes no) los costos de la “emergencia”?

Los bancos ganaron en diciembre la suma más alta del año de aproximadamente $ 49.000 millones, una suma superior al costo de la medida estimada en casi $ 37.0000 millones.

En un mes el Banco Central va a pagar a los bancos $ 50.000 millones por intereses de Leliq, 1,4 veces más de lo que gasta en el subsidio.

Para los servicios de la deuda se desembolsaron desde enero hasta mediados de marzo $ 70.443 millones. Esto representa casi el doble de lo destinado a los trabajadores más afectados.

Una suma de $ 30.000 para el mismo universo de trabajadores tendría un costo de $ 110.240 millones, es decir aproximadamente dos meses de intereses que cobran los bancos por Leliq.

La prioridad no pueden ser los usureros de la deuda o los grandes empresarios. Por eso es urgente un plan de emergencia que incluya la prohibición de los despidos, el pase a planta permanente de todos los trabajadores informales, tercerizados y un subsidio extraordinario de al menos $ 30.000 para los trabajadores desocupados, monotibutistas y cuentapropistas.

Plantear el desconocimiento soberano de la deuda, junto a la nacionalización de la banca y el comercio exterior. Un programa de otra clase para que los trabajadores y los sectores populares no paguen esta crisis.

Te puede interesar: El sospechoso de siempre: capitalismo del desastre

Seremos directos: La Izquierda Diario te necesita

En tiempo de crisis y ajuste, el periodismo de izquierda solo puede seguir creciendo con tu ayuda. Mientras los grandes medios reciben millones del Estado y los empresarios, nosotros contamos con vos para seguir desenmascarando las mentiras de los poderosos.

La Izquierda Diario lo hacemos entre todos.

Temas relacionados

Coronavirus   /    Monotributo   /    Trabajo informal   /    Alberto Fernández   /    Subsidios   /    Precarizados   /    Deuda   /    Bancos   /    Economía Nacional   /    Economía