Movilización mundial antes de la cumbre de la ONU del clima

Tech & más
Lectura

Decenas de miles de manifestantes protestaron ayer contra el cambio climático en el marco de una nueva jornada de movilización mundial antes de la cumbre de la ONU, que comienza este lunes y se anuncia tensa. La jornada fue convocada por el movimiento Fridays for Future, inspirado por la joven sueca Greta Thunberg.

En la Argentina, hubo movilizaciones en Santa Fe, Salta, Tierra del Fuego, Neuquén y Entre Ríos. En la Ciudad de Buenos Aires, la marcha por la crisis climática que iba a llevarse a cabo en el Congreso de la Nación se suspendió por lluvia.

En tanto, unas 630 mil personas se manifestaron en más de 500 ciudades de Alemania. Con carteles que proclaman “Un planeta, una lucha” o “Estamos en huelga hasta que actuéis”, miles de jóvenes se reunieron en la emblemática Puerta de Brandeburgo de Berlín. En Hamburgo, una ciudad del norte, unos 30 mil manifestantes lanzaron la alarma contra el calentamiento global, mientras que en Múnich, en el sur, eran unos 17 mil, según la policía.

En Francia, los militantes concentraron su ira contra las rebajas del Viernes Negro (Black Friday), bloqueando centros de distribución de Amazon en París, Lyon y Lille. Unas 1.700 personas se manifestaron en Madrid, donde tendrá lugar a partir del lunes una reunión de 12 días de las Naciones Unidas sobre el clima, la COP25. Greenpeace desplegó una pancarta en una fachada en obras de la Gran Vía, la gran avenida comercial de la capital española, donde escribió: “Consumismo = Crisis climática”.

En Austria, unos 15 activistas bloquearon un centro de distribución del gigante estadounidense, bajo el lema “Black Friday para Amazon”. En el Reino Unido, un grupo de artistas de Bradford, en la región de Yorkshire (norte), instó a la gente a no comprar nada este viernes al grito de “Buy Nowt Friday” (“nowt” significa “nada” en el dialecto local).

Compromisos. La COP25 es la cumbre final antes de entrar al año definitorio de 2020, cuando muchas naciones deben presentar nuevos planes de acción climática. Entre los muchos elementos que deben ser resueltos está el financiamiento de la acción climática en todo el mundo, señaló las Naciones Unidas.

En esta instancia, además, los Estados deben mostrar su compromiso para aumentar sus compromisos climáticos y tomar la senda para cumplir los tres principales objetivos: reducir las emisiones en un 45% para 2030; lograr la neutralidad climática para 2050 (lo que significa una huella de carbono neta cero) y estabilizar el aumento de la temperatura global a 1.5 °C para fines de siglo. “La COP25 debe ser un hito para que los países eleven la ambición de sus contribuciones contra el cambio climático en 2020 y más allá, y para que todos nos alineemos con el objetivo del Acuerdo de París. No podemos dilatar más la acción climática”, advirtió Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica.

En total la Cumbre del Clima reunirá a delegaciones de 196 países, además de altos representantes de la Unión Europea y diversas instituciones internacionales. La sesión inaugural de la COP25, que se iba a celebrar en Chile y que fue trasladada a Madrid por la situación en el país, contará con las intervenciones del presidente del gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y del secretario general de la ONU, Antonio Guterres. Además, estarán presentes el presidente saliente de Argentina, Mauricio Macri; el presidente de Ecuador, Lenin Moreno; y el primer ministro de Marruecos, Saadedin Ozmani.