El anteproyecto de Código Civil y Comercial "tiene un consenso enorme"

Politica
Lectura

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, sostuvo que el anteproyecto de nuevo Código Procesal Civil y Comercial, presentado en un acto que encabezó el
presidente Mauricio Macri en la Casa de Gobierno, "tiene un consenso enorme" y representa "un avance que necesitan todos los argentinos", que sirve "para marcar políticas de Estado, más allá de un resultado electoral".

La iniciativa "fue elaborada por expertos independientes, integrantes de una comisión muy prestigiosa sin ninguna connotación política partidaria, y en la actualidad hay más de 16 jurisdicciones de todo el país empleando la forma de trabajo que prevé este anteproyecto", expresó Garavano en declaraciones que formuló luego del acto, efectuado en el Salón Blanco de la sede gubernamental.

El ministro desestimó críticas que había realizado el kirchnerista Agustín Rossi, jefe del bloque de diputados nacionales del Frente para la Victoria, sobre la oportunidad de la presentación del anteproyecto "al finalizar un mandato y en medio de una campaña electoral" y sostuvo que "no vemos ningún inconveniente".

"La mayoría de las jurisdicciones del país en las que ya se aplica la forma de trabajo que prevé el código son incluso de gente del partido que representa Agustín Rossi, así que no vemos ningún inconveniente", destacó Garavano.

"Al contrario, yo creo que es un buen proyecto y que es un tema donde ha primado la idea de solucionarle el problema a los argentinos, y me parece que en eso tenemos que estar todos de acuerdo", afirmó.

Explicó que "uno de los puntos más salientes es que el Código ya no permite que las partes le mientan la juez, y esto, que parece algo de sentido común, en realidad en nuestro país, cuando una parte en un proceso le quiere mentir al juez en sede civil o comercial, puede hacerlo y puede decirle medias verdades".

Ahora, "el Código avanza en prohibir esa mentira, uno tiene derecho a no contestar nada, pero no mentirle al juez en esa presentación", dijo el ministro.

Apuntó que otro de los avances "es la oralidad, algo que ya en 17 jurisdicciones de todo el país se está aplicando a nivel local".
"Los procesos, en vez de resolverse por expedientes escritos que demoran años, y que son voluminosos, con más de 200 fojas cada uno, se terminan resolviendo por dos audiencias orales, una audiencia preliminar y una audiencia final, y esto ha generado que pasen realmente a terminarse en muy poco tiempo", añadió.

Se introduce además "el expediente electrónico para que las actuaciones, que hay que que hacerlas ahora en forma escrita, puedan llevarse en forma electrónica y ser accesible para las partes, desde sus casas, desde los estudios jurídicos de los abogados y también avanza en un acortamiento fuerte de los plazos, por ejemplo, procesos que tardaban siete años ahora se resuelven en menos de un año y medio", dijo.

Garavano resaltó que "este Código es muy importante porque va a regir como base de todos los procesos, no sólo los civiles y comerciales, sino que es un código que aplica supletoriamente a los procesos laborales, contencioso-administrativos".